Redanza
 

El arte de esculpir la danza en Colombia: Delia Zapata Olivella.

 

Fotografías extraídas del blog: http://manuelzapataolivella.co/fotos/delia/

Delia Zapata, ese nombre que muchos, en especial folcloristas han oído, es el nombre de una mujer nacida en Lorica, Córdoba durante 1926 y quien aún hoy, 15 años después de su muerte, se le continua llamando “la escultora de la danza folclórica colombiana” por haber sido pionera en investigación sobre danza y costumbres en el país.

Ella, fue la primera que empezó a observar  las tradiciones culturales colombianas, las pensó y las puso en un escenario para permitirle a bailadores y bailarines llevar la cultura colombiana a otro nivel.

Sin embargo aquella mujer, valiente por naturaleza, no sólo fue pionera como artista, también cuenta su historia, que fue la primera mujer en entrar a el colegio de varones de la Universidad de Cartagena, en donde empezó su inclinación por las bellas artes y en especial por la escultura.

Su primera escuela de baile se llamó “Esculpo Cuando Danzo” y fue formada durante su estadía a Bogotá en el año 1954, en el cual aunque continuaba estudiando artes, descubrió que “Su verdadero lenguaje de comunicación, más que la escultura, era el baile”

Delia logró abrirle las puertas a la cultura de descendientes africanos que acompaña las raíces y el folclor colombiano. Junto a su grupo logró una presentación en el Primer Espectáculo de Danzas Negras  realizado en  el Teatro Colón de Bogotá, durante el año 1954.

Entre los innumerables campos en los que se destacó está la escultura, la investigación, la docencia y la divulgación del folklore musical y coreográfico, al igual que, el dibujo, y las artes escénicas. Fue una verdadera artista en todos los sentidos, y es que a Delia Zapata se también se le debe la maravillosa contribución que realizó a la difusión de la cultura popular Colombiana en continentes como Europa, Asia y América, los cuales recorrió dando conferencias, seminarios, presentaciones artísticas, publicaciones literarias y audiovisuales, entre otros.

Delia formó el “Ballet Folklorico de Delia Zapata Olivella”, con el cual empezó a trabajar en una técnica corporal que le permitiera a cualquier individuo bailar y representar aires musicales y dancísticos de cualquier región del país, característica que acompañó a sus bailarines hasta el final.

La investigación hizo parte de su vida y de sus viajes, realizando la mayoría  junto a su hermano Manuel Zapata Olivella, Delia utiliza en su trabajo de campo por primera vez, “una grabadora magnetofónica que le permite recopilar por tradición oral los testimonios de ancianos sabios pero alfabetos; testimonios que complementa con su formación artística al dibujar cuanto ve en los bailarines y bailarinas, copiando sus posiciones de pies, piernas, muslos, brazos”.

“La madre del folclor” como muchos aún deciden llamarla, murió el 24 de mayo del 2001, en Bogotá, luego de un viaje a África en el cual contrae “paludismo” una enfermedad fatal que se apoderó de ella mientras investigaba las raíces africanas del folclor colombiano.

 

 
 

 
Ministerio de Cultura
Todos por un nuevo país
Corpoescenica
Secretaría de Cultura y turismo de Santander
Instituto municipal de cultura y turismo
Enredarte

Redanza

Redanza es una red que conecta a profesionales, estudiantes y personas del común interesados en la danza, brindando información al gremio, a nuestros lectores y visitantes sobre agendas e informativos del sector, dando la importancia y promoción que se merecen los trabajos escénicos basados en movimiento que se desarrollan en el departamento de Santander.